Actualidad

Admiten demanda contra elección de diputados de Córdoba

El Tribunal Administrativo del departamento de Córdoba admitió la demanda de nulidad electoral que pone a tambalear las credenciales de los 13 diputados del departamento de Córdoba.

La demanda fue presentada por el exaspirante a la Asamblea, Yeemerson Velásquez Díaz, al considerar que se presentaron irregularidades durante el pasado proceso electoral del mes de octubre de 2019.

Las pruebas que presentó el demandante a consideración de los magistrados del Tribunal son diferencias injustificadas entre los formularios E-14 y E-24.

Velásquez, a través de su abogado pone de presente que, a la luz el artículo 275, numeral 3 del Código de procedimiento administrativo y de lo contencioso administrativo, concluye que las siguientes mesas se debe pedir la anulación de plano por cuanto tienen datos contrarios a la verdad, especialmente a lo referente a que el número de votos contenidos en el E-14 con destino a claveros, sobrepasa de manera exagerada el máximo de personas que podían votar en las mismas, esto es 360 electores más los 6 jurados; además, no se evidencia a existencia del formulario E-12.

Según el numeral 3 del art. 275 del Código del CEPACA establece que los documentos electorales, que contengan datos contrarios a la verdad, se puede pedir la nulidad de los mismo, acorde con el art. 137 del mencionado régimen legal.

Las mesas que relaciona el demandante dicen contener abiertamente datos contrarios a la verdad por las siguientes razones:
Sumatoria de votos escrutados supera de lejos al total de sufragantes contabilizados en el E-11

Superan de lejos a la resolución No. 12839 del 2 de octubre de 2019, que establece el máximo de sufragantes por mesa que es de 360 electores para los municipios zonificados, 350 electores para los municipios no zonificados y 800 electores para los puestos de censo.

Que en la suma aritmética de los datos contenidos en las actas E14, los E24 y los E11 existen diferencia no justificadas.

Las comisiones escrutadoras zonales y municipales no dejaron constancia de haber realizado el recuento de dichas mesas, por lo que podemos suponer que fueron asaltadas en su buena fe.

Noticias destacadas

arriba