Coronavirus

Hospital de Montería demoró 10 días sin alcohol y sin jabón

Durante 10 días el hospital San Jerónimo de Montería estuvo sin jabón y sin alcohol para que el personal que allí labora, adelantara los procesos de desinfección y se protegiera del COVID-19, también tenías batas desechables que debían lavar y como si fuera poco les dieron cinco tapabocas de tela que debían demorarles un mes.

La denuncia la hicieron los médicos de urgencias, luego de conocer que cuatro profesionales que trabajan en esa área resultaron infectados con la enfermedad, aduciendo que es necesaria la intervención del Ministerio de Salud y de la Superintendencia en aras de garantizar que se cumplan con los protocolos.

En el comunicado, señalan que al principio de la pandemia se reunieron con el subdirector científico, Luis Fernando García, y con el asesor jurídico, Sergio Muñoz, y le expusieron el riesgo que debían enfrentar si no tenía elementos de protección, pero la respuesta que les dieron era que debían solicitarlos a las Administradores de Riesgos Laborales.

Aseguraron que hasta hace dos semanas carecían de esos elementos, pero que luego las directivas autorizaron la entrega de cinco tapabocas de tela para un mes, los cuales debían lavar y reutilizar, y una bata desechable para 10 días, la cual debían llevar a sus casas para lavarlas, poniendo en riesgo la salud de sus familias.

En la misma denuncia, los médicos indicaron que hace tres semanas tuvieron que aislar a ocho médicos generales que tuvieron contacto estrecho con un paciente con COVID-19, justamente porque no tenían los elementos que garantizaran una verdadera protección.

Aseguraron que intentaron hacer una renuncia masiva el pasado 27 de marzo, debido a la falta de condiciones para el ejercicio de su labor, pero la respuesta que recibieron es que si lo hacían, no les pagarían el mes pese a que ya lo habían trabajado.

“Hoy por hoy contamos con batas desechables, las cuales debemos reutilizar durante dos turnos seguidos, gorros, polaines, guantes y tapabocas N95, que también debemos usar hasta por 24 horas cuando su efectividad demora 8 horas”, indican los galenos.

Pidieron que el hospital San Jerónimo sea declarado en emergencia sanitaria, aduciendo que no es cierto que los cuatro profesionales que resultaron positivos para COVID-19 se hayan aislado de inmediato, pues a dos de ellos los obligaron a presentarse a sus lugares de trabajo, obviando las recomendaciones médicas.

“Estamos seguros que en el hospital hay muchos más contagios, pero estamos esperando los resultados de las pruebas”, reiteraron los médicos, quienes responsabilizaron al gerente interventor, Rubén Trejo, de haber dado un mal manejo a la situación y de no entregar los elementos de protección suficientes y necesarios, pues varios de ellos han tenido que comprarlos de su propio bolsillo.

Además indicaron que desde el pasado mes de octubre están solicitando que se contraten más médicos generales para el servicio de urgencias, pero la respuesta que han obtenido es que no hay presupuesto para ello, pero aún así contrataron a una nueva coordinadora médica por un salario de seis millones de pesos mensuales, suma con la que se pagaría el sueldo de dos galenos para atender el flujo de pacientes que llega al centro asistencial.

Finalmente, pidieron que se abra una investigación formal en el centro asistencial con el fin de asumir responsabilidades ante la grave crisis que vive el hospital de Montería, intervenido por la Superintendencia de Salud.

Tomado: Nidia Serrano.

Noticias destacadas

arriba